Galería (Dentro de la Galería pulsar F11)

sábado, 17 de abril de 2010

Las grandes bañistas – Bathers – Paul Cézanne


Paul Cézanne
En los comienzos de su carrera, Cézanne expresó su deseo de pintar grandes composiciones con figuras, emulando a Delacroix en aras de un renovado romanticismo. Tal ambición juvenil se mantuvo vigente a lo largo de toda su vida y justifica la realización de tres enormes lienzos con desnudos. Uno de ellos es este, obra que puede identificarse con la que Vollard vio en el taller del artista, en curso de ejecución, en 1895. Las numerosas figuras que la integran son de formas distorsionadas y preocupantes, no corresponden a la realidad anatómica ni a la tradición pictórica. Cuando Émile Bernard expresó tal punto de vista a Cézanne, éste le contestó que, a su edad –el hecho ocurría en 1905-, tenía reparos en utilizar jóvenes modelos y que, además, ello hubiera podido causar el escándalo entre sus pacatos vecinos de Aix. Al parecer, el pintor utilizó para este cuadro dibujos de academia realizados en su juventud. Sería pueril, sin embargo, achacar a la edad o a la imposibilidad de utilizar modelos reales el peculiar canon de las figuras que aparecen en el lienzo. Por el contrario, ha de pensarse que Cézanne avanzaba ya en la dirección del cubismo; los primeros representantes de esta tendencia se inspirarían en Las grandes bañistas al ser expuesto el cuadro en el Salón de Otoño de 1907.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Comenta por favor, me interesa tu opinión

Comentarios